Se encuentra usted aquí

Inauguración del Metro de Lucknow en India

Ayesa ha grabado un nuevo hito como ingeniería de transporte ferroviario en India con la puesta en marcha de uno de nuestros principales proyectos, el Metro de Lucknow, que arrancó motores el pasado mes de septiembre. Actualmente, funcionan cuatro trenes con una frecuencia de once minutos y se espera que la línea transporte a 430,000 pasajeros cada día, aunque podrían llegar al millón en 2030.

Este suburbano es de los más avanzados del país de Gandhi, donde se están ejecutando numerosos proyectos ferroviarios al objeto de mejorar las comunicaciones en sus crecientes ciudades. De hecho, India lidera junto a China la construcción en el mundo de estas infraestructuras. Ayesa lleva ya nueve años implantado en India, donde se ha convertido en una de las tres principales ingenierías especializadas en metros. De hecho, actualmente participa en ocho de los doce suburbanos que están en obras.

En el caso de Lucknow, Ayesa lideró un consorcio multinacional que llevó a cabo la supervisión de la infraestructura, que incluye la consultoría integral, es decir, desde la revisión del diseño y los sistemas hasta la seguridad y calidad. Un equipo hispano-indio de más de 90 personas de Ayesa ha estado implicado en el desarrollo de esta obra en los últimos dieciocho meses. Para Ayesa este contrato ha supuesto un fuerte espaldarazo para ofertar a nuevas licitaciones por los tiempos conseguidos y las garantías de entrega. Además de Lucknow, la compañía ha completado exitosamente el tramo de Noida-Grater.

Desde Lucknow Metro Rail Corporation (LMRC), grupo concesionario constituido entre el Gobierno central y el provincial, aseguran que este metro es el que se ha construido más rápido de todo el mundo y el más eficiente en costes. Además, ha recibido recientemente la calificación platino a ocho de sus estaciones por contar con un sistema ‘verde’, pues se recuperan aguas pluviales, se generan dos megavatios de energía solar y usa iluminación LED. En total, el corredor Norte-Sur entre Transport Nagar y Charbagh (Fase 1A) consta de 23 kilómetros, 22 estaciones (sólo tres subterráneas) y un presupuesto de 7.800 millones de dólares.