Se encuentra usted aquí

Ayesa diseña la nueva planta de tratamiento de gases de Repsol en Tarragona

La principal compañía petrolera de España, ha seleccionado a Ayesa para hacer la ingeniería de detalle y la gestión de compras de una nueva planta de tratamiento de gases amoniacales en el Complejo Industrial de Tarragona.

Se trata de un trabajo de gran relevancia desde el punto de vista ambiental, pues asegurará el cumplimiento de la especificación normativa de emisiones de NOx (dióxido de nitrógeno) en la chimenea de la refinería.

El recinto de Tarragona de Repsol es la infraestructura petroquímica más grande de España y una de las de referencia en el sur de Europa. Abarca 500 hectáreas de terreno y genera más de 1.500 puestos de trabajo. La capacidad de refino se sitúa en 186.000 barriles de petróleo por día de butano o propano, combustibles para vehículos, keroseno para aviones y de producto base para elaborar químicos y asfaltos.

La solución diseñada por Ayesa permitirá tratar los gases amoniacales que se producen en el complejo en una nueva unidad de tratamiento, cuyo innovador proceso incluye inicialmente la separación de los líquidos presentes en la corriente de gas que proviene de las unidades de crudo e hidrocraker. Luego, el gas seco se introduce en el tratador que se compone de un quemador de tecnología Zeeco, con una primera cámara de reducción con zona quench y una segunda de reoxidación.

Las reacciones químicas que tienen lugar a través de estos sistemas permiten destruir el amoniaco presente en la corriente de gases, asegurando una emisión de NOx dentro de la nueva regulación ambiental. El proyecto lo está desarrollando la división de Oil&Gas del área industrial de Ayesa desde Barcelona. 

En el mayor pico de trabajo ha contado con un equipo de 20 profesionales. La duración prevista es de once meses, y actualmente cuenta con un avance del 95%.

En el mismo complejo de Tarragona Ayesa ha desarrollado otros proyectos con anterioridad. Concretamente, ejecutó un acuerdo de medianas inversiones entre 2008 y 2012, y también fue responsable de la ampliación del crácker de olecinas en 2008. En este último caso también se incluyó la supervisión de las obras.

La división de Oil&Gas de Ayesa está especializada en el diseño de partes o elementos de una refinería, plantas químicas, gasoductos, estaciones de compresión o de gas natural licuado. Ayesa lleva más de 20 años desarrollando proyectos para el sector del oil&gas, primero en España y ahora también en Brasil, Perú, Panamá, México y Reino Unido. El hecho de contar con clientes fidelizados tan importantes como Repsol o Enagás, hace que esta división tenga una relevancia estratégica dentro del grupo, sumando más de 2.500.000 horas hombre.